Factoring

¿Qué es el Factoring?

El factoring es vender las cuentas con un pago pendiente a otra empresa (por lo general un banco). La empresa original pierde todos los derechos de cobro de esa deuda, pero consigue dinero de efectivo de forma inmediata.
Más información

Una de las formas más curiosas de conseguir dinero en efectivo de forma fácil y rápida es a través del factoring. 

Este método consiste en vender los pagos pendientes a una empresa la cual te da dinero en efectivo por ellos (por lo general un 90% de la factura). 

Cuando tu cliente paga la cuenta pendiente, la paga directamente a la institución que compró los pagos pendientes.

Por ejemplo: Supongamos que hiciste una venta y por eso tienes una factura pendiente de pago por 100,000 dólares a ser cancelada en 90 días. 

Sin embargo tu compañía necesita dinero a lo inmediato, por lo cual vendes dicha a factura a una empresa de factoring la cual te paga 90,000 dólares. Pasados los 90 días la compañía de factoring cobrará la factura original al cliente y obtendrá el monto total, el cual representa su ganancia. 

Si el cliente no paga, la compañía procederá a cobrarte a ti.

Tipos de factoring

Factoring Sin recursos

‍Se trata del factoring en el que la empresa que brinda el servicio asume completamente la impagabilidad del deudor original.

En esta clase de factoring la compañía no te cobrará a ti en caso de que el deudor no pueda pagar. Sin embargo este servicio suele ser más caro en comparativa (en lugar de comprar la factura pendiente por un 90% puede llegar a comprarla en solamente un 60%).

Factoring Con recursos

Es el factoring en el que la empresa que brinda el servicio no asume la impagabilidad del deudor, o la asume parcialmente.

En estos casos la compañía te cobrará a ti (total o parcialmente, depende del tipo de contrato) si el  deudor original no puede pagar.

Factoring Nacional

En este caso, la compañía todas las partes involucradas (compañía de factoring, deudor y tu empresa) se encuentran en el mismo país.

Factoring Internacional

En este caso, una o más partes se encuentran en países diferentes (puede que tu empresa y el deudor estén en un país, pero la compañía de factoring en otro).

Ventajas del Factoring

La principal ventaja que conlleva el factoring es la adquisición de dinero en efectivo de forma rápida. 

También el hecho de que es posible que un tercero asuma la impagabilidad de la deuda de un cliente (aunque esta sea de forma parcial). 

Otra de sus ventajas es que el riesgo de las operaciones es traspasado a un tercero, lo cual permite mantener la morosidad al mínimo.

Los participantes de una operación de factoring son tres:

  • El Cedente: Vendedor original,
  • El Cesionario: La empresa de factoraje, y
  • El Deudor: El comprador original.

Desventajas del Factoring

El mayor inconveniente es el elevado costo que conlleva el contratar el servicio. 

Si se hace de forma continua y descontrolada, puede resultar en pérdidas para la compañía cedente, debido a que nunca obtendrá un pago completo por sus productos.

Haz clic en el botón de reproducción para ver una presentación de EGA Futura ERP (también conocido como Plataforma EGA Futura).
‍
Para obtener información de soporte técnico, haz clic aquí.
‍
Para conocer los precios, haz clic aquí.
Wiki
Categorías relacionadas
Términos del Glosario que te pueden interesar

Deuda

Es la obligación que tiene una persona natural o jurídica de cumplir un compromiso de pago a otra persona o entidad. Desde el punto de vista contable, la Deuda es un pasivo. Además, es producto de la adquisición de un crédito y un elemento importante para el desarrollo de la economía. Al mismo tiempo, estimula los mercados financieros.

Deudor

Es aquella persona física (natural) o jurídica que tiene la obligación de pagar una deuda contraída libremente. El Deudor le paga a un prestamista (acreedor) en el tiempo establecido previo acuerdo. Igualmente, paga la totalidad del capital que le ha sido prestado más unos intereses. De no cumplir con el pago, el acreedor puede ejercer acciones legales en su contra, para recuperar el dinero prestado.