Skip directly to content

Seis secretos para Gerenciar tu Empresa en tiempos de Crisis




Seis secretos para gerenciar tu empresa en tiempos de crisis

La última crisis económica ha sacado lo mejor de cada pequeño y mediano empresario para mantenerse a flote, pero también ha hecho relucir lo peor de ellos. 

Para manejar una empresa o un comercio en tiempos de crisis, hace falta reenfocarse, y tomar en cuenta estos pequeños secretos.

 

1. Mantén siempre la calma

Los momentos de crisis pueden hacer que cada quien comience a mostrar sus expresiones faciales y corporales de depresión, sus frases de desesperación y su actitud de derrota

Como se plantea en el artículo Secretos de Oro para ser una persona más persuasiva y tener más Éxito en todo, un gerente exitoso no sólo trata de contrarrestar el ánimo de los demás, sino que contagia a los otros con una buena disposición en tiempos de crisis.

 

2. Administra tu tiempo

Las empresas en crisis necesitan más tiempo y dedicación, pero aún así, mantener el orden. Por ello, es importante la administración del tiempo para saber a qué tareas se les debe dar prioridad y dedicación, cuales se pueden dejar para después y cuales se pueden delegar a un tercero. 

 

3. Delega actividades

Es sumamente importante detectar al personal de confianza y comenzar a delegar funciones en él. No sólo se trata de dejar la facturación al departamento de facturación y las compras al departamento de compras, se trata también de confiar en los diferentes rangos para asignar responsabilidades.

 

4. Hazlo y no te quejes

Las empresas que desean sobrevivir a la crisis deben contar con gerentes que hagan lo necesario sin quejarse o sobredimensionar lo hecho.

 

5. Mantén el ego bajo control

Los líderes suben a las nubes con mucha facilidad, especialmente cuando han tenido varios éxitos consecutivos. Sin embargo, las empresas en crisis necesitan gerentes que tengan los pies sobre la tierra y puedan soportar la presión sin creerse superiores.

Este punto incluye también el buen trato a los empleados. Mandonear no garantiza la efectividad, por el contrario, la ahuyenta. 

 

6. Ofrece refuerzo positivo a tus empleados

Si hacen algo bien, debes felicitarlos y reforzar las conductas positivas. Igualmente, cuando se equivocan o se autosabotean, es el trabajo del gerente reorientar los esfuerzos para que el equipo rinda a su máxima capacidad. 

A veces, en la cotidianidad y el ajetreo del día a día en la oficina, se suele olvidar esta pequeña pero necesaria técnica de motivación

Embed










 

 

 

 

 

 

¿Necesitas Estrategias Comerciales para tu Empresa?

 

Hemos publicado cientos de estrategias y técnicas para ayudarte a que tu empresa sea un éxito.

¡Encuéntralas ahora! (Es Gratis)