Skip directly to content

4 Factores determinantes para Ganar la Confianza de tus Empleados




4 Factores determinantes para Ganar la Confianza de tus Empleados
En momentos de crisis, los jefes de departamento y empresa deben asegurarse de ganar la confianza de su equipo a cargo para poder enfrentar los altibajos típicos del entorno laboral.

Recibir las malas noticias lo antes posible es la mejor manera de garantizar el logro de una solución.

Por ello, el contacto diario en el ambiente de trabajo debe ir orientado a lograr la confianza y el respeto de los otros, permitiéndoles ser abiertos y frontales cuando lleguen los problemas, de manera que puedan ser resueltos cuanto antes.

Se gana, no se impone

La confianza es algo que los colegas o subordinados deben sentir naturalmente, y no es una sensación que se pueda crear por imposición.

Comenzar por ser honestos con los demás respecto a la situación laboral, status de proyectos y otros aspectos de administración y desempeño es una política que incentiva a los otros a tener las mismas prácticas.

Preguntas frontales causan respuestas frontales

La única manera de obtener información precisa y honesta es preguntar directamente lo que se desea saber.

Por ejemplo, si hay un retraso en las compras y esta situación está pendiente por solventar, preguntar a la persona a cargo “¿cómo marcha todo?” probablemente genere una respuesta ambigua.

Si deseas saber si se contactaron nuevos proveedores, si se hicieron las adquisiciones o si se pasaron los datos a administración, lo más correcto es abordar directamente los temas específicos.

Asumir que hay problemas no siempre funciona

Muchos empleados que eligen ocultar un problema a su jefe realmente no lo hacen con la intención de engañarlos. En la mayoría de las ocasiones, esperan poder resolverlo antes de que éste salga a la luz.

Asumir que hay un problema cuando hay verdaderas bases para creerlo, es una de las aproximaciones que causa más respuestas honestas. Sin embargo, la efectividad sigue siendo limitada.

De entre las diversas maneras de hacer esto, preguntar si hay algo mal resulta menos que preguntar cuál es el problema con determinado asunto.

Busca el enfoque más positivista

De la manera en la que asumas las malas noticias, dependerá que las sigas recibiendo oportunamente en el futuro. Si estallas cuando el encargado de facturación te informa que hubo un error en la factura de uno de tus clientes, puedes asegurar que éste evitará decirte cualquier cosa la próxima vez.

Si hay que establecer algún tipo de castigo por una mala acción, no es algo que se deba evitar sólo para no crear miedos. Sin embargo, si los hechos no son demasiado graves o no fueron causados directamente por la persona encargada, hay que cuidar no caer en reacciones fuertes que puedan generar temores en el futuro.

Lo más importante es tener una conversación inmediata con la persona a cargo, para garantizar que se establezcan los correctivos para que la situación no se repita o se evite en el mayor grado posible, y reafirmar la idea de que puede acudir a ti ante cualquier inconveniente.









 

 

 

 

 

 

¿Necesitas Estrategias Comerciales para tu Empresa?

 

Hemos publicado cientos de estrategias y técnicas para ayudarte a que tu empresa sea un éxito.

¡Encuéntralas ahora! (Es Gratis)